CASTILLA LA MANCHA. Don Quijote y sus Gigantes.

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.
        Inicio de la obra de Don Quijote de la Mancha 
                                                                                                      D. Miguel de Cervantes Saavedra
Frase célebre conocida por mucha gente, que en este caso nos acompañaría por las diferentes localidades, villas y pueblos que pudimos visitar en esta Ruta que os presentamos.

¿Por donde comenzar?, pues como en otras ocasiones hemos comentado, por donde mejor que por el inicio, por un punto que podría ser de partida desde casi cualquier lugar y que podría ser punto de encuentro y que en este caso será el punto común para la finalización de la ruta, Toledo, aunque en nuestro caso la pequeña visita a Toledo la realizamos al final, adaptando dicha visita al tiempo que nos quede libre, y/o aprovechando para cenar.

Tomando como punto de inicio y final la Estación de Autobuses en la Avenida Castilla La Mancha.

Frente a la estación, como comentaremos posteriormente, tenemos un parking para los coches, en caso de hacer la ruta en moto, podremos aprovechar la posibilidad que nos da éste medio para estacionar más cerca del centro.

En todo caso, es posible visitar la ciudad a pie, subiendo por la escalera mecánica que nos llevaría a la Plaza Zocodover.  Ver ruta completa aquí.

CONSUEGRA
Al entrar en el término municipal, lo primero que el visitante destaca es el Cerro que se levanta por la parte posterior del pueblo, donde se ubica a modo de exposición dos tipos de monumentos, que serán los que visitaremos, el primero de color tierra, por la tipología y elementos utilizados para su construcción es el Castillo, los segundos que destacan y que pueden ser visibles desde la propia Autovía, son los Blancos Molinos de viento,
 
¿O son Gigantes con camisa blanca que esperan a que nos acerquemos para luchar con nosotros… o por lo menos, seremos nosotros los que en nuestra imaginación luchemos contra ellos, con nuestra lanza de caballero también imaginaria?
 
A mi memoria viene esos recuerdos de la serie que de niños pudimos ver por Televisión, no hace falta decir el canal, solamente está la 1 y la 2 (buena imaginación para poner los nombres de las cadenas, aunque sin duda lógicos)
 
 
El Castillo de Consuegra data del Siglo X, con muchos dueños y cambios durante toda su historia, destacamos la época en la que Alfonso VI se adueñó del Castillo como dote en el matrimonio con la Reina Zaida, pero lo pierde posteriormente. También destacar la muerte de D. Diego Rodriguez, hijo del Cid Campeador, en la Batalla de Consuegra, contra los Amorávides.
 
Actualmente está en proceso de reconstrucción, coordinado por el propio Ayuntamiento.
 
En relación a los Molinos de Viento comentar que existen 12 de los 13 originarios, todos alineados en la propia colina y cada uno con un nombre, siendo recibido el turista con el utilizado como Oficina de Turismo, Bolero, que encabeza la hilera, y seguidos por Mambrino, Sancho, Mochilas, Vista Alegre, Cardeño, Alcancía, Chispas, Caballero del Verde Gabán, Rucio (Visitable), Espartero y Clavileño.
 
 

Indicar que es posible visitar varios de los molinos, aunque en muchos casos debe coincidir con la época en la que hay mayor turismo, para asegurarnos que estén abiertos al publico.

En varios molinos se presentan diferentes exposiciones, mientras que en el molino destinado a Oficina de Turismo, Bolero, y el que se ubica cerca del final de acceso asfaltado, Rucio, el que en esta ocasión hemos visitado, será posible ver la maquinaria y tecnología de los molinos, necesaria para poder acometer sus funciones, la de moler el grano. (Actualmente no se utilizan para tal fin).

 
 
 
 
 
 
 
Tras la visita de estos dos monumentos, en nuestro caso nos dirigimos al siguiente punto de visita de la Ruta, la Ciudad de Almagro.
ALMAGRO
Almagro está declarada Ciudad, y más concretamente Ciudad Conjunto Histórico-Artístico.
Para visitar Almagro puedes estar todo un día, aunque nosotros acortaremos este tiempo para hacer una visita al monumento más importante, y ÚNICO en España, por el que sin duda es más conocida la Ciudad, El Corral de Comedias.
 
 
Evidentemente, es posible conocer la historia de este Corral de Comedias en el momento de la visita, dado que con el ticket de acceso te prestan una audio guía que te explica de forma sencilla cada uno de los detalles más importantes del monumento, y cada detalle de historia o acontecimiento relevante de cada rincón.
 
 
Simplemente impresionante, no defrauda y merece la pena visitarlo, además es la principal causa por la que se ha realizado la Ruta en la que nos encontramos.
  
Único en España, el Corral de Comedias de Almagro está ubicado en un edificio de dos plantas, en uno de los laterales de la Plaza Mayor de la Ciudad, declarado Monumento Nacional en 1955, con la estructura original de los teatros del Siglo XVII.
  
En la planta baja se denomina Patio de los Mosqueteros, donde destaca el escenario con el fondo representando una fachada de una vivienda de dos plantas y en el suelo una trampilla destinada a la aparición de personajes del inframundo, además de las galerías laterales y la del fondo llamada Alojería, en la que se ubica el pozo, del que se extraía el agua, ingrediente principal de la Aloja, bebida que se servía durante las representaciones, (Agua + miel + canela).
 
Junto al pozo vemos la escalera que nos llevará a las plantas superiores, ambas son idénticas y compuestas de la zonas llamadas Cazuelas, se dice que se llamaba así porque era el lugar donde las mujeres se encontraban durante la representación y donde se “cocían” los principales entresijos…
 
 
 
Tras salir del Corral de Comedias, y dado que era la hora de comer, nos dispusimos a calmar el hambre, con viandas típicas de esta comunidad autónoma, Patatas de la Abuela, Ensalada de Almagro con berenjenas, y platos elaborados como Pimientos o Duelos y Quebrantos.
 
Después de comer, lo mejor es darse un pequeño paseo por la Ronda Noble de Almagro, justo detrás del Corral de Comedias, por las calles adyacentes, donde podemos ver los diferentes edificios Nobles que en su momento fueron ocupados por numerosas familias pudientes de la época.
 
 
 
 
Despidiéndonos de Almagro, nuestros pasos, o mejor dicho los neumáticos nos llevaron hacia el siguiente punto del recorrido que hemos preparado, Villanueva de los Infantes.
VILLANUEVA DE LOS INFANTES
  
La localidad de Villanueva de los Infantes fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1979, y es un gusto disfrutar de esta localidad paseando entre sus calles, el centro es peatonal, donde sorprende cada edificio, perfectamente identificado con placas conmemorativas, y sobre todo entrar en su impresionante Plaza Mayor, con su Templo Parroquial en uno de sus laterales, junto con el resto de edificios renacentistas y neoclásicos, toma ya.
  
En esta plaza sorprende varias cosas,
  
El Templo Parroquial, con su impresionante fachada de estilo clasicista, donde vemos una gran imagen de San Andrés y el escudo de los Austrias, y donde también se encuentra la cripta donde, dicen, fue enterrado Francisco de Quevedo, en 1645.
 
  
Las figuras de Don Quijote de la Mancha y Sancho Panza y sus equinos Rocinante y Rucio respectivamente, que seguramente harán las delicias de los niños, y no tan niños, durante unos instantes. Por el brillo del metal diríamos que es posible subirse a ambos animales para hacerse la foto de rigor…
  
  
Frente al Templo y por la calle peatonal podremos llegar a la casa del mercado, donde se encuentra la oficina de Turismo, donde nos indican el recorrido que es necesario realizar para contemplar todos los monumentos y casas Nobles que esta localidad muestra a todos sus visitantes.
  
 
 
 
 
 
 
Tras la visita a Villanueva de los Infantes nos dirigimos al siguiente destino, tal vez elegido para cerrar el círculo abierto con los Molinos de Consuegra, y poder comparar dichos molinos con los que nos muestra la Localidad de Campo de Criptana, justo en el momento en que comienza a despedirse el sol, por lo que la visión que tenemos es de las mejores que podíamos haber soñado para visualizar la maravilla creada por nuestros antepasados.
 
CAMPO DE CRIPTANA
Una gran explanada, en la zona alta de Campo de Criptana, nos muestra numerosos molinos de vientos, tal vez el mayor ejército de gigantes que Don Quijote vio jamás y al cual se enfrentaría, y que podríamos leer en el inicio del capítulo VIII de Don Quijote de la Mancha:
“En esto descubrieron 30 o 40 molinos de viento que hay en aquel Campo…”
 
 
Motivado por la hora en la que llegamos a esta explanada, pudimos observar gracias, primero, a la luz del sol, y posteriormente cambiando esta luz natural por la luz artificial blanca, el esplendor y brillo que cada molino presenta y que hace del conjunto algo único.
 
 
 
A partir de aquí, y una vez cerrado el círculo, y terminadas las localidades que habíamos previsto visitar, simplemente queda regresar, aprovechando el punto indicado en Toledo, para visitar como los médicos, breve pero sencillamente, la capital y cenar tranquilamente, tras recorrer la mitad del recorrido de regreso.
  
Es necesario indicar que esta ruta podría ser ampliada con dos puntos Naturales de referencia, el Parque Natural de las Tablas de Daimiel entre Consuegra y Almagro, y el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, cerca de la Localidad de Villanueva de los Infantes, aunque esto será otra ruta, para aprovecharla y volver a visitar los rincones de alguno de los pueblos visitados en esta ocasión.
(Visited 30 times, 1 visits today)

0 opiniones en “CASTILLA LA MANCHA. Don Quijote y sus Gigantes.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *