Monsagro. Museo al aire libre

En esta ocasión Viajes a dos Ruedas se acerca a una localidad ubicada en las faldas de la Peña de Francia, al sur de la provincia de Salamanca, y todo ello para ir a buscar el mar, o por los menos los restos que han quedado de su existencia, sin duda hablamos de Monsagro…

Monsagro es una preciosa pero, tal vez, desconocida localidad de la provincia de Salamanca, es verdad que no se encuentra en el recorrido típico de los pueblos a visitar en la Sierra de Francia, sobre todo en las rutas que hacemos cuando queremos ver mucho, en poco tiempo, pero que sin duda merece la pena visitar y quedarse durante unas cuantas horas para disfrutar lo que su museo al aire libre nos muestra.

 

Las paredes de sus casas nos enseñan parte de su lejana historia, que nuestros antepasados han puesto a disposición de todo aquel, que quiera pasear por sus calles, dónde poco a poco podremos descubrir los numerosos restos de fósiles que han dejado huellas en las piedras que han sido utilizadas para cubrir las fachadas de Monsagro, como las huellas de trilobites o las huellas a modo de galerías que los gusanos marinos crearon.

De la web Mundo prehistórico hemos extraído esta pequeña definición de lo que eran los trilobites
“Los trilobites (Trilobita, del latín, «tres lóbulos») son una clase de artrópodos extintos, dentro del subfilo Trilobitomorpha. Son los fósiles más característicos de la Era Paleozoica (Era Primaria). Se han descrito casi 4.000 especies”

 

Aunque no os preocupéis, ni preparéis la lección antes de llegar, el Ayuntamiento ha colocado diversos paneles informativos, dónde poder consultar y entender todo lo que estamos viendo…

 

Junto a la iglesia, observamos un pequeño plano de la villa, en el que podremos hacernos una idea del recorrido a realizar, con el fin de poder disfrutar de este museo al aire libre, el resto… lo dejamos a vuestra imaginación.

 

 

Durante el recorrido nos topamos con un extraño edificio, se trata del Centro de interpretación «mares antiguos» de Monsagro, aunque en el momento de nuestra visita dicho Centro se encontraba cerrado.

 

Cerca del museo, y siguiendo el recorrido, os invitamos a contemplar las antiguas eras, unas eras circulares a modo de bancales, en perfecta conservación, donde cada familia trillaba el cereal.

 

Algo que me gusta de Monsagro es que todo termina en la plaza.

(Visited 150 times, 1 visits today)

2 opiniones en “Monsagro. Museo al aire libre”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *