SALAMANCA. CANDELARIO. Boda típica en un pueblo de ensueño.

En varias ocasiones hemos hablado en este blog de la sierra de Salamanca, ubicada al sur de la provincia, y donde, sin duda, podemos encontrar pueblos y lugares que te enamorarán, y que, según el momento o la fecha, se visten o se engalanan de diferente forma, lo que hace todavía más mágica la visita, invierno, con la lluvia y la nieve, otoño con los colores ocres, primavera con la gran explosión de color o en este caso, en pleno verano, segundo domingo de agosto (fecha fija año tras año), dispuesta a mostrar a todo aquel que se acerque lo que en su día era una jornada de festividad y celebración en una fecha tan especial como era la boda de sus gentes, sus habitantes, y que se disfrutaba por la totalidad de los lugareños.

El acto principal, la BODA, se produce cada segundo domingo de agosto, aunque son diferentes eventos los que pueden vivirse durante los días precedentes, y que todos se remontan a tiempos ya lejanos…
  
Como ejemplo os contaré los más importantes o llamativos.
 
     Recogida de vajilla. Las amigas de la novia recorren la localidad por las diferentes casas del pueblo para poder recopilar vajilla que posteriormente era utilizada durante el convite de la boda.
    Despedida de solteros. Los novios invitan a sangría fresca, embutidos y dulces a todo aquel que guste.
 
Comentar que tanto los novios, los padrinos y los actos de la propia boda en la iglesia son actos figurativos, sin ser oficiales o ser necesario que los novios sean pareja, aunque en varias ocasiones, por ejemplo en nuestro caso, los novios si eran pareja en la vida real.
 
 
 El domingo, día grande de esta celebración, se inicia la esperada boda típica, protagonizada por una pareja (no siempre son matrimonio o novios en la vida real), que comienzan a recorrer las calles de Candelario, ataviados de los trajes típicos y tradicionales de la localidad, desde la casa del novio (figurativa) algunos mozos y amigos del mismo, se dirigen a buscar a los padrinos del evento hasta otra zona del pueblo, y retornan a por el novio “para que no se escape”, invitando a aguardiente y perrunillas a todo aquel que se encuentra, por sorpresa o no, en el recorrido.
 
 
 
 
 
 
A partir de este momento, la música tradicional se une para amenizar cada recorrido y cada evento.
  
 
 
 
 
Una vez reunidos amigos del novio, padrinos y el propio novio, todos juntos salen a por la novia, la cual espera en otra casa de la villa, donde cantan a la puerta de su vivienda, para que salga, y dirigirse entre cánticos hasta la iglesia.
 
 
 
 
 
 
Se realiza un cortejo que recorre diferentes calles, entre la que se encuentra la famosa Cuesta de la Romana, donde se consigue una mayor vistosidad del cortejo, creando una conjunción armoniosa entre mozos, mozas, trajes y villa, que deja con la boca abierta a todo aquel que lo visualiza.
 
 
 
 
 
Llegada al atrio de la Iglesia de los novios, primero la novia con el padrino, y posteriormente el novia con la madrina.
 
 
 
 
A continuación el resto del cortejo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Una vez en el atrio se inicia la ceremonia.
 
 
 
 
 
 
 
Tras el casamiento en el atrio de la Iglesia, y posterior besamanos, siempre figurativo, nuevamente el cortejo con los novios se dirigen a una plaza del pueblo para poder festejar con todos los asistentes el evento, invitando a pastas y sangría a todo aquel que lo desee, (Plaza vieja).
 
 
 
 
 
 
Es el momento de que los invitados, ataviados con los trajes tradicionales, hagan sus regalos a los recién casados, en este caso en la Plaza del Solano, parte superior del pueblo, por medio del Tálamo.
 
 
 
Espero haber reflejado en el pequeño resumen lo que se realiza en una jornada muy especial del pueblo de Candelario, aunque no dejo pasar la oportunidad para poder poner una serie de fotos del declarado dentro de “los pueblos más bonitos de España”
 
 

Calles y rincones

Regaderas y sonido del agua

 
Fuentes con su agua fría y cristalina
Batipuertas
 
(Visited 14 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *