CASTILLA LA MANCHA. Cuenca y su provincia

Cuando se nombra Cuenca, a la mente de todos vienen, por lo general, dos imágenes o nombres, que para todos son más o menos comunes, dentro de la propia ciudad, Las Casas Colgadas, y otro punto, en esta ocasión en la provincia, La Ciudad Encantada.
 
En Cuenca, siempre podremos descubrir mucho más.
En realidad estos dos elementos, Las Casas Colgadas, creadas por el hombre y la Ciudad Encantada por la propia naturaleza, son elementos realmente importantes para la cultura y turismo de Cuenca, pero sinceramente Cuenca tiene más, es una provincia realmente interesante y mágica, donde existen muchas maravillas escondidas y que están a la espera que sus visitantes lleguen a descubrirlas, quedándose admirándolas como algo que se ve por primera vez.
 
Creo que una de las cosas positivas de esta provincia, y que, paradójicamente se convierte en algo negativo, es su publicidad o marketing, dado que no suele conocerse campañas de publicidad sobre las diferentes actividades y posibilidades de Cuenca, lo que hace que cada vez que un turista descubre algo, sea sorprendente y agradable, dado que llegas a sentirte como un verdadero descubridor, casi, casi y sólo casi como Indiana Jones en cada una de sus películas.
 
Comenzaremos por la Ciudad, dejando el coche o la moto en la zona alta de la ciudad (C/ Larga), donde podremos encontrar además de las zonas de estacionamiento, una serie de restaurantes de todo tipo, aunque en nuestro caso, pudimos degustar la comida típica de la zona a bases de tapas en otra parte de la ciudad que indicaremos posteriormente.
 
A partir de este punto podremos realizar una visita a pie del casco histórico, es la forma más adecuada, y con la que más se disfruta de la ciudad, recorriendo por ejemplo los siguientes puntos:
 
Iglesia de San Pedro
 
Calles estrechas y empedradas, con un color especial.
Su Catedral dedicada a Santa María y San Julián de Cuenca
y ubicada en uno de los laterales de la plaza Mayor de la ciudad
Desde esta plaza podremos llegar por detrás de la Catedral hasta el puente y zona de las Casas Colgadas.
Aunque con la luz del día es posible ver de forma diferente lo que nos mostraban las luces de la ciudad.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Como hemos dicho con anterioridad, nuestra visita a Cuenca se realizó sobre todo por la tarde, motivo por el que aprovechamos la hora de las tapas, para probar diferentes viandas de la ciudad pero a base de tapeo. La zona elegida fue la que se encuentra en la Calle San Francisco, zona baja de la ciudad, junto al edifico de la Diputación Provincial
 
La provincia de Cuenca simplemente asombra por sus diferencias con otras zonas, otras provincias e incluso por la diferencia entre norte y sur, dentro de la misma provincia de Cuenca.
 
Por el Norte, zonas calizas que de forma Natural nos muestran imágenes caprichosas que la Naturaleza, la climatología ha creado para nuestro disfrute, aunque a veces ayudada por la mano del hombre.
 
Por el Sur, Palancares y Tierra Muerta nos muestran su máximo esplendor, con sus Torcas o su agua estancada en La Cañada del Hoyo.
 
Comencemos por nuestra primera ruta, en todas ellas con base establecida en Cuenca.
RUTA DE LAS CARAS
Cuenca – Ruta de las Caras en Buendía. Ver ruta aquí 
 
 
Debo reconocer que no conocía la existencia de esta ruta, y decidimos hacerla porque una vez en el hotel elegido nos la aconsejaron como algo diferente. Así que, para allá fuimos, por una carretera Nacional por la que debemos ir con precaución.
 
Una vez llegado a Buendía, debemos atravesar el pueblo y tomar una pista forestal en buen estado, y una vez en dicha pista, bien indicado, para llegar a una zona acondicionada para merendar en verano y con disposición de estacionamiento.
Tuvimos una sorpresa a modo de recepción, que nos esperaba en el punto de partida de la ruta, una pequeña ardilla acostumbrada a los visitantes.
Ruta de una duración aproximada de 40 minutos, dificultar fácil.
 
Creo que no es necesario explicar nada sobre esta ruta, mejor las imágenes.
 
Se trata de un museo al aire libre, donde se puede disfrutar de esculturas rodeadas de naturaleza que hacen del paseo y la visita algo para recordar, deleitándonos con cada una de las 18 esculturas bajo relieves de dimensiones entre 1 a 8 metros de altura, y que fueron realizadas por diferentes autores.
 
Mi consejo personal es evitar la visita en días lluviosos, por el barro, y días de mucho calor, por la falta de sobras en algunas de las zonas del recorrido.
 
 
Entre escultura y escultura, un poco de Naturaleza, con Mayúsculas.
 
 
 
 
 
Una vez finalizada la visita, nuevamente a Cuenca, aprovechando para entrar a la ciudad directamente por la zona alta, para poder contemplar los bosques que rodean la ciudad, cuidado con algunos puntos de la vía de acceso, dado que se estrecha mucho.
  
 
CIUDAD ENCANTADA
 
Este nuevo objetivo, a decir verdad, es el objetivo principal de la escapada que estamos realizando, realmente era el motivo por  el que nos volvimos a desplazar a Cuenca, ya que la ciudad la conocíamos con anterioridad por diferentes visitas realizadas, aunque hasta ahora nunca la completamos con la Ciudad Encantada. Unas veces por el tiempo que teníamos para hacer una rápida visita, y otras veces las altas temperaturas que teníamos en el momento de la visita, hicieron que no realizásemos los apenas 35 kilómetros que distan desde la capital.
 
Debemos indicar que no se aconseja la visita con altas temperaturas, dado que no existen zonas de sombra en el parque, por lo que la visita se complica. La dificultad no existe en la realización de esta visita y es aconsejable para niños.
 
 Durante los 35 kilómetros que debemos recorrer entre el punto de salida y nuestro objetivo, podremos realizar una pequeña parada, no para descansar, sino para contemplar un paisaje que se brinda a nuestros pies…
  
 
En la zona del parque podremos encontrar facilidad para el estacionamiento, dada la explanada existente cerca de un par de restaurantes.
 
Para entrar en este parque debemos desembolsar la cantidad de 5 Euros, aunque en este precio el guía está incluido, lo que facilita la visita por las explicaciones que nos da durante todo el recorrido.
 
Como en la anterior ocasión preferimos mostrar con imágenes esta maravilla de la Naturaleza, creada a partir del desgaste de la roca caliza, por el paso del tiempo, la erosión del aire y del agua, que en numerosas ocasiones se hacía de dentro hacia el exterior.
 
Una vez dentro del parque podremos contemplar nuestra primera imagen, que seguramente coincida con la que todos tenemos en nuestra memoria…
 
 
Este será nuestro punto de partida y nuestro punto final, el recorrido de aproximadamente una hora, aunque tras las explicaciones de nuestro guía podremos repetir tantas veces como queramos el recorrido.
 
 
Al salir de la Ciudad Encantada nos dirigimos a nuestro siguiente punto destino del día, la Ruta de Los Callejones, ubicada cerca de la localidad de Las Majadas
 
RUTA DE LOS CALLEJONES
Similar a la Ciudad Encantada,  enclavada dentro del Parque Natural de la Serranía de Cuenca, y realmente puedes observar y ver la evolución de un relieve kárstico.
 
Este paisaje se denomina Lapiaz, y está constituido por acanaladuras y oquedades entre unos centímetros y varios metros de longitud y profundidad. Según las explicaciones dadas por los expertos, se crean debido a la composición de la roca, principalmente carbonato cálcico y magnesio, por lo que al ser solubles al agua, se produce una disolución que actúa durante el tiempo, llegando a disolver dicha roca, y por tanto creando los callejones.
 
Creo que esta foto nos dice que es hora de volver a la ciudad, a cenar o por lo menos relajando con unas tapas, en fin, momento idóneo para dejar la naturaleza hasta el siguiente día, por hoy es suficiente…
 
Pasada la noche y tras la llegada del nuevo día, en nuestro caso el último de los que disponíamos, es un buen momento para afrontar nuestra nueva ruta y visitar los puntos que han sido seleccionados en esta provincia, que sin duda nos está aportando más que lo que podíamos imaginar antes de iniciar nuestra aventura.
 
Hasta ahora hemos podido ver zonas calizas, junto a lagos, verdes bosques y escultura en la roca, áreas kársticas con desgaste por la erosión de sus rocas, creando figuras inimaginables y callejones, y por supuesto la luz natural y artificial de su capital, ahora toca volver a la naturaleza para observar y descubrir algo nuevo, algo diferente a lo visto hasta el momento, antojos de la naturaleza que el hombre no ha podido aprovechar aunque siempre lo ha intentado.
 
Nuevo destino al sureste de la capital, en plena zona de Palancares y Tierra Muerta.
 
LAS TORCAS
Palancares y Tierra Muerta es un monumento en plena naturaleza y nuevamente se trata de un conjunto Kárstico de gran importancia, con una superficie de más de 18.000 hectáreas.
 
En dicha área natural nos encontramos LAS TORCAS, de diferentes tamaños y con un total de 30, cada una con un nombre determinado, por diferentes leyendas a través del tiempo o por accidentes, donde destacan algunas de las más importantes como por ejemplo la Torca Larga, de unas 10 hectáreas (veinte campos de futbol), la más pequeña la podemos encontrar en la Torca de la Novia de 0,35 hectáreas, mientras que la más profunda corresponde a la Torca de las Colmenas de 91 metros de profundidad, donde más vale que no te caigas…, mejor no caer en ninguna, sobre todo en las más inaccesibles que corresponderían a la de la Novia y la del Lobo por la verticalidad de los muros.
 
Una de las mayores complicaciones que hemos tenido era llegar al punto de inicio de la ruta, por lo que trataré de explicar como llegar.
 
Desde Cuenca tomar la N-410 dirección Teruel, tras pasar el pueblo de Mohorte desviarse y tras 6 kilómetros llegaremos a la Fuente del Arroyo, zona recreativa con fuentes y zona para comer, siguiendo por la misma carretera llegamos a una especie de caseta y cartel informativo, junto en el cruce donde vemos una señal que nos indica la dirección para ir a la estación, que no tomaremos, porque podremos estacionar en cualquiera de los dos lados de la carretera que llevamos.
 
Desde el panel de información podremos iniciar la ruta,  por el camino que está a nuestras espaldas según leemos el cartel y dejando la caseta a la izquierda. Allí seleccionaremos si queremos realizar la ruta larga o la ruta corta, pero aconsejamos por lo menos llegar a la Torca del Lobo, y si no queremos seguir volver al punto de origen, haciendo una ruta circular corta, no volver por los pasos realizados, para poder observar más torcas, y una vez en el coche seguir por la carretera que hemos traído para llegar en coche hasta la Torca de la Novia. Es tu decisión, pero merece la pena.
 
Dificultad media, por la longitud de la ruta larga, y fácil si se selecciona la corta, atención con los niños, la proximidad a las Torcas puede resultar peligroso para niños o para animales sueltos.
 
Por mucho que te puedan mostrar fotos nunca podrá mostrar lo que realmente se siente cuando llegas a cada Torca.
 
 
Cerca de la Ruta de las Torcas podemos llegar a un nuevo destino, pero ojo, si haces caso a Google Maps, verás que debes realizar un gran rodeo, no sigas las indicaciones de Google Maps, simplemente sigue la carretera que hemos llevado y pasando la Torca de la Novia, puedes ver diferentes señales para ver árboles especiales, en nuestro caso solamente paramos para observar el Pino-abuelo, a unos veinte metros de la carretera a la derecha según nuestra marcha.
 
Es un árbol singular y muy importante en la zona, Pinus Nigra es la especie y con una edad que se calcula superior a 500 años, ha logrado un perímetro mayor de 4,30 metros, pro lo que veras,, en caso de coincidir con un grupo la típica imagen de intentar rodear el tronco entre varios.
 
Como veras a una cierta altura se divide.
  
Siguiendo la carretera llegaremos a un cruce, tomando la dirección de la izquierda, según indica las señales de tráfico, llegamos a  Cañada del Hoyo
 
  
CAÑADA DEL HOYO
Es una imagen similar a la de las Torcas, pero con una sustancial diferencia, el agua que contiene, y lo mejor para poder visitar las tres principales Lagunas, muy cerca entre ellas, es informarnos en el punto de información existente en el tablón de información de la zona de estacionamiento.
 
Desde este punto encontrarás la principal frente el tablón, mientras que las otras dos, deberás tomar un pequeño camino a la derecha según lees el tablón.
 
Atención, existen Lagunas que están en zonas privadas, por lo que su acceso podría realizarse previo pago, aunque nosotros por el tiempo que disponíamos no pudimos comprobarlo.
 
 
 
 
 
 
 
Este es el último punto que visitaremos y que teníamos preparado para el tiempo que disponíamos uniendo el viernes al fin de semana para alargar el fin de semana todo lo posible, por tanto tras esta visita nos disponemos a volver a nuestra casa, aunque algo que nos enseña la moto es que la ruta no es solamente ir al destino y disfrutar, sino que la ruta se inicia en el momento que sales de casa, y tan importante es el destino como el camino, así que aplicando esta mentalidad, aprovechamos el camino para hacer un par de paradas por el camino, haciendo que la distancia se acorte y disfrutemos de ella, sin la pena de volver a la rutina del día a día.
  
SEGÓBRIGA 
Otro museo al aire libre, aunque en esta ocasión creado en la época romana entre los siglos II y I a.C,
Es posible visualizar de forma clara y fehaciente las construcciones romanas, y los diferentes edificios civiles y privados que se disponían en una ciudad, ayudado por la primera parte de la visita, aconsejable, que se realiza a través de una presentación audiovisual.
 
 
 
Y nueva parada muy cerca de Segóbriga. Nos encontramos un majestuoso Palacio, conocido por mucha gente, aunque como en mi caso no lo sabíamos, porque de vez en cuando lo hemos podido ver en una serie de TVE, Águila Roja, Según nos comentaron es el palacio dónde vivía la condesa de la serie.
Os lo presentamos, porque sinceramente merece la pena parar veinte minutos para contemplarlo, y si llegas durante el tiempo de visita, es posible entrar en su interior, previo pago.
(Visited 30 times, 1 visits today)

0 opiniones en “CASTILLA LA MANCHA. Cuenca y su provincia”

  1. Hola Jose, soy Roberto ( partebielas )Cuenca es uno de las grandes rincones desconocidos y olvidados, de este maravilloso pais que tenemos y que a nada que hacemos por conocerlo un poco, nos sorprende por su belleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *