ASTURIAS – Septiembre 2017 – Destino Tuña

Asturias, comunidad autónoma completamente engalanada y que siempre acoge con los brazos abiertos a todo el que hasta allí nos acercamos para disfrutar de su clima, sus paisajes, su geografía y su gastronomía…, a veces pienso que necesitas toda una vida para descubrir cada rincón de esta bella comunidad…

 

Como cada año, y ya son cuatro consecutivos, septiembre es el mes de Asturias por excelencia, mes esperado donde los amigos de diferentes zonas de España nos juntamos para disfrutar de un fin de semana motero entre las montañas asturianas, recorriendo las serpenteantes carreteras, e impregnando nuestro cuerpo de emociones, motos, amigos, curvas, kilómetros, risas y gastronomía, son algunas de las razones por las que septiembre es tan especial…

 

Comenzaba septiembre e iniciamos nuestro fin de semana como es costumbre en nuestros viajes a Asturias, quedando con los amigos de Madrid, Valladolid, Palencia y Salamanca, en un mismo punto, para iniciar nuestro recorrido, y juntarnos a la hora de comer, con el resto del grupo, en éste caso con nuestros compañeros de Asturias, todos ellos de diferentes clubs y grupos moteros, como son el Club GSX650F, Moteros de Castilla y León y Viajes a Dos Ruedas…

“Nota… La foto presentada, es uno de los fotogramas del vídeo que os presentamos al final de la crónica, y que ha sido creado y producido por nuestra compañera Suki…”

 

Dado el gran número de motos que en ésta ocasión nos hemos juntado, se divide el grupo en dos, saliendo ambos con una diferencia de 15 minutos, con el fin de facilitar el tráfico en las vías por las que realizamos nuestra ruta.

 

 

El grupo de la zona centro peninsular inicia la ruta por las carreteras palentinas, con el primer punto señalado como parada obligada, Riaño, y su ya, para nosotros, célebre bar El Mentidero, junto a la estación de servicio de Cepsa.

 

 En El Mentidero nos disponemos a tomar nuestro café, con el típico pincho de tortilla, las primeras risas y en algunos casos el reencuentro…, y lugar donde nuestro compañero Sebas se une al grupo, dado que había tomado unos días libres y se encontraba descubriendo diferentes lugares y localidades de la zona situada entre Castilla y León y Asturias.

 

 

Seguramente en el otro lado de la montaña, nuestros amigos Asturianos estarían preparándose para salir a nuestro encuentro….

  

 

 

Volviendo a Riaño, tal como se ha realizado al inicio de la ruta, en esta ocasión también se divide el grupo en dos, saliendo ambos con un intervalo de unos 15 minutos, una buena organización por parte de nuestros amigos Moteros de Castilla y León.

 

Recorremos la sierra leonesa, adentrándonos en la asturiana, y disfrutando tanto de las carreteras, como de las curvas y sobre todo de los parajes que el claro y caluroso día ha querido ponernos ante nuestras atentas miradas.

 

Riaño, Villayandre, Santa Olaja de la Varga, Boñar, La robla y por último, como destino gastronómico, Geras, son algunos de los pueblos, por los que pasamos en una estupenda ruta, rodeada de parajes típicos asturianos, verdes , donde el ganado nos miraba de reojo, sin darle más importancia que la simple molestia de alguien que pasa por su lado…

 

 

 

Geras, pequeño pueblo leones que había sido elegido por la “Organización”, Paco y Montse, como punto de encuentro entre los dos grupos del centro y el grupo asturiano, además de ser el lugar elegido para descansar y alimentarnos, dado que no solo de moto vive el hombre y la mujer…

 

El local seleccionado en esta ocasión fue el Restaurante Tarabico, en Geras, como siempre en estos casos, una elección excelente…

La entrada al salón ya prometía… y la realidad quedó a la altura de dicha expectativa…

 

 

 

A veces, con el hambre que los moteros tienen, en cuanto te descuidas no sacas la foto…

 

  

 

          

           

 

Tras los cafés, y por supuesto pagar la cuenta…, retornamos nuevamente, aunque con esfuerzo, nuestro agradable recorrido, haciendo los kilómetros que nos separaban de nuestro siguiente destino, el hotel donde pasaríamos una agradable noche, ubicado en Tuña, aunque como buenos moteros, nunca seleccionando la línea recta.

 

 

 

 

Pasamos por diferentes localidades, atravesamos el seco embalse de Luna, subiendo hasta la pista de esquí de Leitariegos.

 

 

Ultimo destino se presenta ante nosotros, con el que completaremos nuestra jornada, con unos 300 kilómetros recorridos, donde hemos invertido unas 7 horas, incluyendo los tiempos de paradas.

 

Atravesando Cangas de Narcea, nos disponemos a tomar la carretera AS15, que nos llevará directamente al hotel Pipo, en Tuña, donde pasaremos el resto de tarde-noche, en compañía de 

todos los amigos que nos hemos juntado, tiempo que pasaremos entre risas e historias, paseos por el pueblo y cena acompañada y alargada por algún que otro cubata, mientras las motos, debidamente estacionadas, aguardaban hasta la mañana siguiente.

 

 

           

 

 

Tras recuperar fuerzas en el hotel Casa Pipo, poco a poco el grupo se va confeccionando, algunos aprovechamos la primera hora para poder dar un paseo por Tuña, y ver a primera hora del día, lo que la localidad nos muestra…

         

          

     

 

Una vez que todos estamos junto a nuestras máquinas iniciamos una ruta matutina, que nos llevará al restaurante donde comeremos y nos despediremos, aunque por el camino disfrutaremos de unas vistas espectaculares, dado que iremos paralelos al embalse de la Barca, margen derecha, pasando las localidades de Tueres o Comparcio, enlazando con, AS310, el Río Cauxa y las localidades de Boinas o Carricedo, donde haremos una pequeña parada…

 

 

 

 

Seguimos por la misma serpenteante carretera hasta enlazar con la AS227, y dirigiéndonos hacia Alvariza y Selviella, tomando en San Martín de Lodón la AS15 dirección Longoria, Loreto, dirección Oviedo, para una vez pasada la Capital, tomar la AS17, hasta el Restaurante Asador La Miranda (Carretera Oviedo – Avilés, Km. 14, 33422, Asturias), donde nos esperaría el parking donde dejar las motos, y dirigirnos a un salón privado para poder acomodarnos y poder degustar el espectacular menú que nos habían preparado.

            

 

 

Tras la comida, es el momento irremediable de la despedida, en primer lugar de nuestros amigos los asturianos, Alberto, Zoraida, Paco y Montse, y posteriormente durante nuestro regreso a casa a los componentes del grupo madrileño, que dada la distancia optarían por volver a través de la autopista, mientras que los Castellanos, a través del puerto, Pajares, no nos separaríamos hasta León en primer lugar con Sebas, y en la provincia de Valladolid el resto del grupo.

Os dejo un vídeo creado y producido por nuestra compañera Suki, una forma visual de mostrar todo lo vivido…

 

 

 

Como resumen… Espectacular, sencillamente impresionante, para repetir…

 

Desde aquí, gracias a todos los compañeros que han hecho posible este fin de semana, los que han organizado y los que han participado, a los que este año no han podido asistir, pero de los cuales, sin duda, nos hemos acordado, y particularmente a mi mujer, por acompañarme en estas experiencias.

 

José Luis – Heilig

(Visited 89 times, 1 visits today)

6 opiniones en “ASTURIAS – Septiembre 2017 – Destino Tuña”

  1. Como resumen… Espectacular!
    Una gran crónica Heilig como siempre!
    Es maravilloso poder recordar y agradecer el magnífico fin de semana que pasamos.
    Estamos deseando repetir y seguir sumando. Un salu2.

    1. Dos palabras im presionante.
      “Maravillosa tierra espera,
      espera un poquito Más,
      La dolencia aún está pero
      mi ilusion me da fuerza
      Y veo el final ya……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *