SALAMANCA. Paseo Urbano… by Carmen

Otra mirada, otro objetivo, otra visión de nuestra ciudad, en este caso realizado por Carmen, con situaciones similares, pero propias, que dan una visión diferente de cada lugar, de cada rincón.
A veces, los que estamos normalmente detrás de la cámara, enfocando y disparando para conseguir imágenes, nos vemos sorprendidos cuando la cámara está en otras manos, cuando a veces uno no puede escapar de las garras de la fotografía, pudiendo, en ocasiones, salir reflejado en ellas, en mi caso la sensación es rara.

Aunque como en toda historia es bueno y conveniente comenzar por el principio, y en este caso nada mejor que por una de las formas en las que es posible llegar a Salamanca. A partir de ahí, y una vez ubicado en el Centro Comercial y Estación de Tren de Vialia, lo mejor será disfrutar de la Ciudad, a pie, aprovechando la jornada, a través de la cultura, el sol y el aire fresco de primavera.

Cada rincón, cada tejado, refleja un espacio diferente, unas líneas marcadas, una piedra brillante, autóctona, maleable y agradecida, que siempre está dispuesta para ser observada…

Desde San Esteban a La Pontificia, por las calles peatonales dispuestas para disfrutar.

Una vez en La Pontifica, subir hasta la máxima altura disponible de las Torres, junto a las campanas de la iglesia, para, posteriormente llegar hasta el impresionante Patio interior.

La Plaza Anaya, donde en unos de sus laterales podemos contemplar la Catedral, que, junto a la exposición al aire libre “Much Moore” del autor Henry Moore consiguen una estampa especial.

Desde allí con destino al Museo de Automoción de la Localidad, podemos contemplar la Casa Lis, y el Archivo Histórico.

Color como colofón de una exposición de color…                                                                

Tras finalizar el recorrido por el museo, nuevamente recorreremos rincones de la ciudad.

Subiendo por la Calle Colón, dirección a la Plaza Mayor, hacemos una breve parada en el Palacio de la Salina… 

Y siguiendo el camino por las calles, disfrutando, llegamos a la Plaza Mayor.

 
 
Protagonismo especial para los pies, sin los que no podríamos llegar a cada rincón, para poder contemplar y aprender de cada monumento, de cada lugar.
 
 
 
 
Cerca de la Plaza Mayor, a la izquierda del ayuntamiento, salimos por uno de sus soportales para llegar a la Plaza de los Bandos, donde la música del grupo ZOES, hace que la culminación de la jornada se realice de una forma no esperada, dejando una sensación que solamente la música en este entorno puede dejar… consiguiendo, sin duda, ganas de volver a repetir la experiencia.
(Visited 7 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *