SALAMANCA. Paseo de primavera… by Heilig – José Luis

Con la excusa del V Maratón de fotografía celebrado en Salamanca, nos hemos dispuesto a quitar el polvo de nuestras máquinas y de disfrutar, en este caso, tanto Carmen como yo mismo, de una agradable paseo por la Ciudad, además de cumplir con las bases del concurso fotográfico.
 

El resultado, además de una larga caminata, ha sido el poder disfrutar de lugares típicos, y de otros que no son tan típicos, y que entras pasando por taquilla, o como en este caso, aprovechando este concurso para poder disfrutar de muchos rincones que Salamanca tiene escondidos para deleite de todo aquel curioso y/o turista que desee disfrutarlos.

Así pues, con la mochila a cuestas, las cámaras preparadas, iniciamos el recorrido que debíamos preparar para poder cumplir con una serie de premisas a modo de bases, que los organizadores habían considerado, pero además haciendo de nuestro camino algo más.
 
Os presentamos una serie de fotos de los rincones por los que hemos pasado, tanto a nivel de concurso, como por libre. Todas las fotos se exponen en orden de realización, aunque al final de toda la serie podrás encontrar una mención especial, un apartado diferente, del que me siento totalmente orgulloso…
 

Comenzamos…

Tal como se indicaba en las bases, nos presentamos en Vialia, para recoger las credenciales, y a partir de ese momento poder organizar nuestra jornada.

 

Espectadores de todo tipo se dieron cita en este evento…

 
 
 
 

A partir de aquí, y tras la foto de rigor, iniciamos nuestro camino hacia la zona histórica de la ciudad, donde nos esperaban una serie de sorpresas que poco a poco podíamos descubrir.

Siempre ante la atenta mirada de la ciudad… que vigilaba nuestros pasos.

 
 
La ciudad se despertaba para nosotros, y nosotros podríamos pensar que tal vez era muy pronto…
 
 
 
 
 
San Esteban, con la primera luz del día, entre la luz y la sombra…
 
 
 
 
 

Hacia la Pontificia, las flores comenzaban a despertar…

 
 
 
Y una vez en La Pontificia, la subida a sus torres, a través de escaleras de madera, por recónditos pasillos, hasta la altura elevada y majestuosa, que solamente las torres de la Pontificia pueden ofrecer…
 
 
 
 
 
Vistas increíbles, y difíciles de describir.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Cultura y conocimiento por los cuatro costados, por cada rincón y en cada peldaño, en este caso dirección al patio.
 
 
 
 
 
Nuevo destino, camino a la plaza Anaya
 
 

Majestuosa Plaza Anaya, unida a la Catedral, donde el espacio se encuentra decorado por las esculturas denominadas “MUCH MORE” de Henry Moore, y dispuestas a modo de exposición itinerante en el exterior, sirviendo de reflejo de la cultura de la Ciudad.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Como aquel poema que decía… Caminante no hay camino, se hace camino al andar… y ese era nuestro fin, disfrutar del camino entre prueba y prueba, como por ejemplo el poco espacio que separa la Plaza Anaya con el Museo de Automoción, que aún siendo poco el camino, éste está repleto de luz, belleza y elementos de parada obligatoria y admiración.
 
Sin duda, cada persona que visita Salamanca, hace que el camino sea diferente, y el tiempo que dedicas a ir de un lugar a otro sea tan dispar que ningún avanzado programa informático acertaría… dado que en cada paso podrás parar y admirar cada piedra de esta ciudad.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Por fin hemos llegado, ante nosotros el Museo de Automoción.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Al salir, nuevamente nos encontramos con la luz natural, la historia y las sorpresas…
 
Comencemos por los restos de muralla de la ciudad, y un ilustre vecino que pacientemente observa a todos los visitantes, y nos indica que por la Calle San Pablo es por la que debemos caminar para adentrarnos nuevamente en el centro cultural de la Ciudad.
 
 
Poeta Don José Ledesma Criado (1926-2005)
 
 
 
 
 
 
 
Otro ilustre vecino y testigo de Salamanca, Don Cristóbal Colón (1451-1506)
 
 
 
Junto a Colón y la Torre del Calvero nos encontramos con diferentes personajes…
 
 
 
 
 
 
 
Zona ubicada junto a otro ilustre edificio de la Ciudad, muchas veces desapercibido por los oriundos de la misma, y por turistas, que pasando de largo no se percatan de la importancia del mismo, El Palacio de la Salina, que, para nuestra suerte, nos mostraba la cultura y la identidad de un pueblo de nuestra provincia, Lumbrales, a través del grupo Santa María de Liminares, con trajes de gitana de barrios y trajes charros.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Nuevamente, con nuestra mochila a cuestas…. paso a paso, hasta llegar a un lugar emblemático, que no necesita presentación y orgullo de todo Salmantino.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Pequeño descanso, merecido, para contemplar la belleza del lugar, aunque aprovechando para poder aprovechar los rayos de sol que ha dispuesto la mañana.
 
Tras cinco minutos, nuevamente nos dirigimos a la Plaza de los Bandos, donde otros históricos edificios se alzan ante nosotros, para ser contemplados, para reflejar los rayos del sol, y demostrar porqué la piedra de la Cantera de Salamanca es tan especial.
 
La iglesia de la Virgen del Carmen, y los edificios de Telefónica, el Banco de España y Caja Duero cierran de forma especial esta moderna plaza, junto con el edificio de otro Banco, el Castilla que en estos momentos está en reformas.
 
 
 
El agua como protagonista, en el centro de la plaza…
 
 
 
 
 
 
 
 
Momento deleitado por el Coro ZOES, de Salamanca, que, gracias a sus voces, hicieron el entorno ideal para poder disfrutar y culminar con nuestro paseo…
 
 
 
 
 
 
 

 
 

FOTO PREMIADA

 
 
Pues sí, este es el apartado especial, al que espero que hayas llegado, por dos razones, la primera para saber que has visto todo el largo reportaje, y la segunda para poder presentarte con gran orgullo la foto ganadora en una de las categorías, y que, sí, has podido ver en ésta entrada, porque ha sido presentada por el autor de este blog, y ha sido seleccionada por el jurado, en su categoría.
 
 
 
 
GRACIAS

(Visited 3 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *