Objetivo Islas Griegas. Santorini.

Santorini, que decir de nuestro siguiente destino, el deseado en nuestro viaje, tal vez fue bueno que fuera la última escala antes de volver, aunque se hizo esperar, pero la espera fue sencilla ya que antes habíamos disfrutado de muchos otros maravillosos destinos.

Temas a tener en cuenta antes de iniciar nuestra crónica, que seguramente ayudará a más de uno…, Al contrario que en la mayoría de nuestros destinos, Santorini es el nombre de la Isla, no existe ninguna ciudad llamada así, error de muchas personas. La ciudad donde desembarcamos se llama Fira, la Capital de la Isla y ubicada en el centro de la misma, mientras que las imágenes que todos tenemos de Santorini se podrán disfrutar en otra ciudad llamada Oya (Oia) al Norte a unos 40-50 minutos por carretera, mientras que las principales y más famosas playas las encontraremos al Sur de la isla.

 

Santorini tiene forma de media luna, debido a la ruptura de la isla por varias explosiones volcánicas, que han creado impresionantes acantilados con alturas de 300 metros, creando unas impresionantes paredes. La zona interior de la media luna se denomina caldera, y presenta pequeñas islas, algunas habitadas, creadas de los restos de la ruptura, teniendo dicha caldera profundidades de 400 metros, motivo por lo que la navegación de grandes barcos está permitida.

 

En nuestro caso, llegamos con nuestro barco, frente a una impresionante pared, sobre la que se divisa multitud de casas, que parecen estar viendo cómo llegamos, y pertenecientes a la capital, Fira, debido a lo abrupto del acantilado, el barco quedará fondeando en el centro de la Caldera de la isla, realizando el desembarco a través de pequeños botes.

La imagen que tenemos ante nosotros impresiona, pero lo que realmente nos preocupa es que los botes nos dejarán a nivel de mar, debiendo ascender toda la pared para poder llegar a la ciudad… aunque no es problemático, dado que tenemos varias posibilidades, la primera y única que aconsejamos es la de utilizar un funicular para ascender de forma rápida a la ciudad, unos 10 minutos, sin cansarse y sin perder el tiempo que posteriormente necesitaremos para poder visitar todo lo que queremos ver, la segunda poco aconsejable, es subir a pie a través de una ascenso perfectamente empedrado, pero que podrá llevar unos 45 minutos, en constante ascenso y sin sombra, además de tener zonas con restos de excrementos de los burros dispuestos como tercera opción, que no aconsejamos por ningún concepto, dado que el trato que le dan a los animales, así como las condiciones en que se encuentran no  aseguran el trayecto, atención, es peligroso subir en burro, pueden resbalarse y crear problemas sanitarios, que no estarían cubiertos, además que dedicarás más de 30 minutos, siendo el coste el mismo que subiendo tranquilamente por el funicular.

Indicar que nosotros hemos utilizado la rampa empedrada, pero para el descenso en el retorno al barco…

 

Nuestro primer y principal objetivo es ir a visitar la ciudad de Oia (Oya), dejando Fira para el final, dado que tiene menos interés., para lo cual nos disponemos, antes de que se llene la ciudad de más turistas, a dirigirnos a alquilar una moto, seleccionando la empresa FIRA SANTORINI, que se encuentra junto al McDonals, en una de las calles principales (Calles con tráfico rodado, y fuera de la zona peatonal)

En dicho establecimiento nos dan un plano de la Isla, donde marcamos dos playas que visitaremos tras Oya, Red Beach, al sur de la Isla y Perissa Beach, al sur-oeste de la Isla, dos playas completamente recomendables, únicas y totalmente diferentes, que nos darán una idea de lo que la isla es y como se ha formado.

 

Iniciamos nuestro viaje a Oya, estacionando cerca de la puerta de la zona de acceso al centro de la ciudad. Parking al pie del restaurante Argonautis Drinks & Grill, como orientación y para facilitar el acceso a la zona turística y más importante de la ciudad.

 

A partir de ahí, entrar en la ciudad, olvidarse de todo, y llegar a tres puntos principales, a la derecha, el molino de viento y el castillo,

Aunque disfrutando por el camino…

 

 

 

o a la izquierda la Iglesia Ekklisia Panagia Platsani.

 

Piérdete por las calles, baja, sube, haz fotos, pero sobre todo disfruta, controlando en todo momento el tiempo, para poder seguir con tu ritmo y tus intenciones en la isla.

 

Salimos de Oia, volvemos a nuestra moto, y nos dirigimos a los siguientes puntos que teníamos planificado, en primer lugar la playa Red Beach, visita imprescindible en Santorini.

La playa se encuentra cerca de la aldea de Aktotiri, siendo una de las más famosas de la isla, aunque es una playa muy pequeña y normalmente repleta de gente, no suele haber sitio, aunque aconsejamos ir aunque sea para darse un pequeño y relajante baño, y por lo particular que es su roja y muy caliente arena, y admirar las losas de roca volcánica de color rojo y negro que están presentes en la playa.

El chapuzón en unas cristalinas aguas, muy tranquilas, aunque para llegar a darse un baño deberemos caminar unos 10 minutos desde el parking por un camino no apto para coches de niños o personas con discapacidad.

 

Volvemos por el mismo camino por el que hemos llegado a la playa, para montar en nuestra moto, y dirigirnos en ésta ocasión a nuestro último destino, antes de la visita final en Fira, en ésta ocasión iremos a una playa completamente diferente a las que hemos visitado, la Playa de Perissa.

 

La playa de Perissa es, junto Red Beach, una de las más famosas de Santorini, una playa con arena negra por su origen en volcánico, donde hay un gran bullicio, unido a la acumulación de hileras de tumbonas y sombrillas, que no es problema por la gran extensión de la misma.

Nuestra sorpresa fue a la hora de tomar un baño, dado que al entrar en el agua, pensábamos que podríamos tener algunas piedras al inicio, como fue en el caso de Red Beach, pero en esta ocasión, lo que tuvimos sólo fue una piedra, que ocupaba toda la zona de baño, dado que en el agua y bajo nuestros pies no había arena, sino una losa de piedra originada por la lava volcánica, que no ha sido cubierta por arena, motivo por el que la entrada y salida debe hacerse con cuidado, dado que resbalaba por la acumulación de una pequeña pero resbaladiza capa de algas… aunque el agua se mantenía con las mismas características que en el resto de playas de las Islas Griegas, limpia y cristalina.

 

Es hora de volver a Fira, aunque disfrutando del paisaje, y de La Caldera, que podremos ir viendo al parar en varios miradores que están en el camino.

Llegada a Fira y devolución de la moto, sin problemas, sin control de gasolina y sin necesidad de discutir, recuperación del DNI, e inicio de un pequeño recorrido por la zona peatonal y principal de Fira, recorriendo estrechas callejuelas, llenas de gente, y de tiendas con recuerdos, aunque con el objetivo de visitar dos puntos concretos.

 

Catedral Católica

Dedicada a San Juan Bautista, siendo una de las iglesias más grandes de la isla, aunque metida en pleno caso, rodeada por todos los lados de casitas bajas y blancas… algo característico de las ciudades griegas.

 

 

Es fácil encontrarla, dado que destaca la torre con un reloj, el interior está decorado por numerosos frescos.

 

 

 

 

 

 

 

Catedral Ortodoxa,

Edifico que destaca por su amplitud, y por el espacio alrededor, en contraste con la Catedral Católica, desde donde tenemos una vista increíble de la Caldera.

Está dedicada a la Ypapanti de la Santa Madre, con un patio y un campanario impresionante.

      

 

Sin duda da gusto pasear por las calles de las ciudades de las islas…

Hora de volver al barco, para lo cual iniciamos el vertiginoso descenso desde Fira al pequeño puerto de los botes, viendo lo acertado de no utilizar el transporte animal en el momento de llegada a la Isla.

Aunque lo que si merece la pena del paseo son las vistas…

 

Solo nos queda una cosa por hacer… despedirnos de las Islas Griegas, con las vistas increíbles de Santorini.

(Visited 49 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *