Objetivo Islas Griegas desde Atenas

Atenas, capital de Grecia, y la ciudad más importante se abre al extranjero consiguiendo ser un ejemplo de ciudad cosmopolita y con gran actividad.

La importancia de Atenas se remonta a importantísima cultura griega, y más recientemente al nacimiento de la Democracia.

 

Lo primero que nos llama la atención al llegar a Atenas, y que es algo común en todas las zonas de Grecia, es que parece que no estás en Europa, no solo por la actitud de sus gentes, amables aunque serios y distantes, sino por la construcción de sus edificios, el color de sus calles y sobre todo por lo más evidente, la religión o religiones que en Grecia se practican, Ortodoxa y Musulmana en su mayoría.

Hablando de Atenas, y concretamente de su zona más turística, destacamos sus estrechas callejuelas, a veces angostas, que consiguen un ambiente único, donde contrasta al estar junto a espacios abiertos llenos de restos de monumentos de la antigua Grecia, destacando como puntos importantes la Acrópolis, en lo alto de la Ciudad histórica, el Ágora o el Templo de Zeus entre otros.

Según el tiempo disponible, se podrán realizar visitas a cada uno de los monumentos, aunque nuestra recomendación es iniciar la visita por la Acrópolis, se puede ver desde el exterior, pero la visita, previa adquisición de entrada, es muy recomendable, dado que se realiza a un recinto en el que nos podremos encontrar numerosos monumentos que solamente se podrán contemplar desde el interior. Normalmente la visita suele requerir bastante del tiempo libre, ya que es imposible pasar de largo y no parar ante cada detalle para observar, respirar, imaginar y trasladarte a otro mundo, a otro momento de nuestra historia tal vez, a veces, siendo el protagonista de la historia imaginada, a veces ayudado por películas y/o libros que hemos visto y leído con anterioridad… momentos mágicos que nos ayudan a disfrutar aún más de todo el esplendor de una cultura que vivió en el pasado su máximo apogeo.

Al salir del recinto de la Acrópolis, volvemos a nuestro momento, a la realidad que transmite las calles bulliciosas de Atenas, tal vez llenas de demasiados turistas que van de un lado para otro sin saber cuál es el siguiente destino, dado que en Grecia los planos no están a la orden del día, aunque nosotros tenemos claro que es lo que debemos hacer, disfrutar del resto de monumentos desde el exterior de los recintos, ya que todos son visibles sin pagar entradas, haciendo que podamos aprovechar más nuestro tiempo, indicar que no entramos en el resto de zonas monumentales de Atenas, porque ya lo hicimos en un viaje anterior.

Es posible adquirir entradas combinadas, según la idea o el objetivo de visitas que tengamos en la ciudad.

 

Una vez realizada una pequeña introducción, intentemos explicar la visita al centro histórico de Atenas, desde el Puerto del Pireo.

Iniciamos nuestro recorrido andando, y disfrutando de lo que nos rodea.

Desde el puerto nos dirigimos a la calle Loudovikou, donde se encuentra la estación de ferrocarril, y allí compraremos y VALIDAREMOS el billete de tren/metro que nos llevará hasta el centro de la ciudad la Plaza Monastiraki, centro neurálgico por el día y por la noche de Atenas.

En nuestro caso rodeamos, dejándolo por la derecha, para dar un corto paseo paralelo a las vías, por la calle Adrianou, pasando, los edificios donde se encuentra el Hard Rock Café, para contemplar una primera y estupenda vista de La Acrópolis, y del Ágora de Atenas, una Iglesia Ortodoxa Griega y otros pequeños restos existentes en la explanada entre nuestra posición y la Acrópolis

 

Retrocedemos por la misma calle, girando a la derecha al salir de la calle Adrianou, iniciando el ascenso por la calle Areos, y posteriormente por la calle Dioskouron, al llegar a una calle perpendicular, giramos nuevamente a la derecha dirigiendo nuestros pasos hasta la zona de ticket de la Acrópolis, si bien podemos nuevamente ver la anterior explanada del Ágora a nuestra derecha, y haciendo una pequeña parada en lo alto de unas rocas que aparecen a la derecha, justo al terminar las vallas de dicha explanada, podemos tener una vista magnífica de la Acrópolis, por lo que merece la pena perder cinco minutos antes de llegar a nuestro destino.

Al llegar a la zona de las taquillas, normalmente veremos grandes colas, paciencia y a esperar nuestro turno para adquirir la entrada que nos dará la posibilidad de visitar el monumento más importante y característico de Atenas, y de Grecia.

Una vez dentro, solamente aconsejamos disfrutar de las Cariátides, Partenón y todo lo que se pone delante de nuestra vista, simplemente es espectacular.

Teatros

 

Al terminar la visita recomendamos callejear por las calles adyacentes a la plaza Monastiraki, incluso dirigirte por la calle Pandrossou hasta llegar a una plaza donde nos encontraremos la Catedral de la Anunciación de Santa María, y junto a la Catedral una pequeña Iglesia, llamada Iglesia de Agios Eleftherios de Atenas.

Todo depende del tiempo que tengas para ver la ciudad, por lo que podrás entretenerte lo que quieras, pudiendo caminar, por ejemplo, hasta el Arco de Adriano, el Templo de Zeus e incluso hasta el Estadio Panathinaikó, también conocido como el Kallimármaro, estadio de atletismo que acogió la primera edición de los Juegos Olímpicos Modernos en 1896, y que se encuentra en la plaza de mismo nombre.

Si aun así tienes más tiempo, muchos son los museos que tienes a tu alcance, consiguiendo ampliar el conocimiento de una gran civilización.

Todos los puntos anteriormente comentados pueden disfrutarse andando, no es necesario otro tipo de transporte, aunque si necesitas volver al puerto, debes controlar en todo momento el tiempo, porque en Atenas el tiempo vuela, tal vez por pensar que estás en otro momento y época histórica, consiguiendo que te olvides del actual.

Para volver al puerto, simplemente dirigirse a la Plaza Monastiraky y volver en el mismo medio de transporte que has utilizado para llegar, sin ningún problema, dado que el puerto es la última parada.

(Visited 81 times, 1 visits today)

Un comentario en “Objetivo Islas Griegas desde Atenas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *